Solicita tu estudio gratis

    We speak English

    Wir sprechen Deustch

    Seguridad en torno a las instalaciones eléctricas y de gas 

    Afortunadamente, hoy en día, todas las protecciones de seguridad que rodean instalaciones eléctricas y de gas  han mejorado enormemente. Por ejemplo, contar con un certificado de instalación eléctrica y un certificado de instalación de gas, que confirmen que la instalación es correcta y puede estar disponible.

    Sin embargo, el hecho de poseer estos certificados no quiere decir que no se puedan dar problemas de seguridad como fugas de gas o incendios, con las consecuencias que pueden derivar de ellos. 

     

    Seguridad en las instalaciones eléctricas y de gas natural

    Como ya hemos dicho, las instalaciones eléctricas y de gas natural deben contar con un certificado que acredite que han superado la inspección, y que la energía se puede suministrar sin riesgo. Sin embargo, estos certificados no pueden prevenir diversos riesgos o abusos de hechos.

    Por lo tanto, contar con sistemas de seguridad como sistemas de alarma, circuitos de TV o centros de recepción puede evitar que problemas importantes causen daños graves a la propiedad o al personal incluso en caso de incendio o fuga de gas. Gracias a estos dispositivos, si ocurre cualquier problema, podremos llevar a cabo una rápida respuesta, sobre todo por parte de servicios de emergencia, evitando pérdidas mayores.

    En cuanto a la seguridad de dichas instalaciones, nos centraremos en la instalación de detectores de gas y humo, puesto que pueden evitar graves daños como los incendios y explosiones por fugas de gas. 

    Instalación del detector de gas y los sensores de humo

     Los detectores de gas y los sensores de humo son una de las medidas de seguridad básicas para cualquier propiedad puesto que pueden protegernos de cualquier fuga de gas y prevenir o detectar posibles incendios, evitando así lesiones personales o daños materiales.

    Si bien es cierto que algunos detectores son requisitos obligatorios para la seguridad de la empresa, no son obligatorios a nivel doméstico, pero si queremos tener seguridad integral en la familia, se convierten en cosas básicas. Por ello, si quieres que tu vivienda esté totalmente protegida, te recomendamos que instales un sistema de alarma que cuente con este tipo de detectores.

    Tipos de detectores de gas y humo

     Hay muchos tipos diferentes de detectores de humo y gas. La elección del tipo variará según las características del espacio a proteger y las necesidades de los usuarios.

    Veamos los tipos más importantes.

    • Detectores fotoeléctricos

    También se les llama detectores ópticos. Hay dos tipos diferentes:

    • Detectores fotoeléctricos puntuales: Si llega humo o gas al detector, este tipo se activa.
    • Sensores fotoeléctricos por infrarrojos: Cuando entra en contacto con el aire, este tipo detecta humo
    • Detectores iónicos

    En este tipo, el aire es ionizado por dos placas conectadas entre sí por una corriente eléctrica. Si hay algún objeto extraño en el aire, las placas se separarán y la corriente se interrumpirá, lo que activará una alarma. Su precio es más económico que el fotodetector.

    Existen otros tipos de sensores que son menos frecuentes que los anteriores:

    • Sensores de temperatura fija
    • Detectores de temperatura por gradiente
    • Sensores de llama
    • Detectores y sensores combinados